Sus 130 kilómetros irrigan unas 65.000 hectáreas del Alto Valle del río Negro y permiten que la región produzca sus famosas manzanas y peras. Desde su nacimiento en el dique Ballester hasta el final en Chichinales, diez historias unidas por el agua que da vida a las chacras hace ya 100 años.

Trailer

Capítulos

1

El custodio del Canal

El abuelo de Jorge Jorquera trabajó en la construcción del Ballester, su padre fue guardadique y él, como encargado, recorrió el Principal durante 15 años. Aquí cuenta los secretos de esos 130 km que aprendió a amar desde la cuna.

Ver capítulo
2

Este arquero no es cuento

Bocha González defendió los tres palos de Obrero Dique, el equipo creado por los trabajadores que levantaron el Ballester, cuando la leyenda de que tiraban árbitros al Canal intimidaban a los visitantes, como recreó Osvaldo Soriano en un relato que él refuta.

Ver capítulo
3

Los crianceros de la Virgen

Una pareja cría a sus animales bajo la atenta mirada de María Auxiliadora en Contralmirante Cordero, a la vera de un Canal que les dio pero también les quitó mucho. Una historia de lágrimas, sonrisas y una lección: nunca hay que bajar los brazos.

Ver capítulo
4

Los detectives ambientalistas

Cacho y Pincho: uno es liberal y el otro comunista, pero se unieron para investigar la contaminación que dejó el cementerio químico de la ex Indupa. Aún persiguen la respuesta del mayor misterio: ¿donde está el mercurio desaparecido?

Ver capítulo
5

El faro solidario de Costa Linda

En Fernández Oro, en una toma de cinco km de extensión frente al Canal, el comedor Adonai es el refugio de aquellos que buscan un plato lleno. La emocionante historia de Griselda, su creadora.

Ver capítulo
6

Tres generaciones de tomeros

Pedro, Rubén y Facundo realizaron el mismo trabajo de dar agua a los chacareros a caballo, en bicicleta y en moto. Todos vivieron en la misma casa de Guerrico.

Ver capítulo
7

La casa testigo de la historia

Construida en Stefenelli por el alemán Carlos Podlesch hace 100 años entre los viñedos y la bodega, la familia Spitzmaul la conserva como en los orígenes y aquí cuenta los ecos de una atrapante historia de sótanos, fantasmas y chapuzones.

Ver capítulo
8

Chacareros de alma

Don Francisco tenía una meta: llegar a la chacra propia en Cervantes. Lo logró junto a su familia, son los últimos productores que quedan en la zona y la pelean cada día.

Ver capítulo
9

Entre peras y manzanas

Los Daga se criaron junto al Canal en una chacra de Regina. Una madre luchadora, un hijo emprendedor y un nieto que quiere seguir con la producción.

Ver capítulo
10

El último bastión

Diego Barenghi llegó desde Buenos Aires y tiene una chacra en Regina. Cerca de donde termina el Canal, lucha contra la contaminación e impulsa la Escuela Agraria que forma nuevas generaciones de profesionales.

Ver capítulo

AUSPICIAN


Gobierno de Río Negro
CALF